logo Digitalia
Advanced Search
Proyecto de Constitución provisoria para el Estado de Chile

Proyecto de Constitución provisoria para el Estado de Chile

  • Author: VV. AA.
  • Publisher: Linkgua
  • Serie: Leyes
  • ISBN: 9788499539478
  • eISBN Pdf: 9788498973495
  • Place of publication:  Barcelona , Spain
  • Year of publication: 2019
  • Pages: 31

Viewers online:

  • ReadSpeaker

    Download options

  • Adobe DRM Adobe DRM
    Checkout
    Non available
  • Available
  • Mode: Loan
  • Loan duration: 20 days
  • Permissions: Read
  • Format: PDF
Register for added functions

Caption:

Proyecto de Constitución Provisoria para el Estado de Chile Fragmento de la obra Publicado el 10 de agosto de 1818, sancionado y jurado solemnemente el 23 de octubre del mismo El Supremo Director de Chile: La obligación de corresponder dignamente a la confianza de mis conciudadanos, que me colocaron en el supremo mando, y el deseo de promover de todos modos la felicidad general de Chile, me dictaron el decreto de 18 de mayo, en que nombré una comisión, compuesta de los sujetos más acreditados por su literatura y patriotismo, para que me presentasen un proyecto de Constitución provisoria, que rigiese hasta la reunión del Congreso Nacional. Yo hubiera celebrado con el mayor regocijo, el poder convocar a aquel cuerpo constituyente, en vez de dar la comisión referida; pero no permitiéndolo las circunstancias actuales, me vi precisado a conformarme con hacer el bien posible. Un Congreso Nacional no puede componerse sino de los diputados de todos los pueblos, y por ahora sería un delirio mandar a aquellos pueblos que eligiesen sus diputados, cuando aún se halla la provincia de Penco, que tiene la mitad de la población de Chile, bajo el influjo de los enemigos. La nulidad sería el carácter más notable de aquel cuerpo constituyente, que se formase sobre un cimiento de agravios inferidos a la mitad de la nación. La rivalidad de las provincias se seguiría por único resultado de las sesiones del Congreso. El desorden, en fin, y la guerra civil, tal vez, serían los frutos de una congregación extemporánea. Todavía tenemos a nuestra vista los fatales resultados de la división que engendró entre las provincias el Congreso anterior, a pesar de que sus vocales fueron nombrados en medio de una paz deliciosa.